EL DESIERTO NOS DESTRUYE

La ONU ya dijo en su día que la desertificación es un problema grave. Este jueves se reafirmó en un estudio elaborado por 200 expertos de 25 países, al asegurar que este desastre climático podría expulsar a decenas de millones de personas de sus hogares, principalmente en el África subsahariana y en Asia central.
Los desplazados por la desertificación suponen una nueva carga para la explotación de recursos naturales y para otras sociedades cercanas y amenazan con crear inestabilidad internacional, según el estudio de 46 páginas. "Existe una reacción en cadena. Lleva a la revuelta social", dijo Zafaar Adeel, autor principal del estudio y director de la Red Internacional sobre el Agua, Medio Ambiente y Salud de la universidad de la ONU. "La desertificación ha surgido como una crisis ambiental de proporciones mundiales, afectando en la actualidad a una cifra estimada de 100 a 200 millones de personas, y amenaza la vida y el sustento de un número mucho mayor", dijo el estudio. "La pérdida de productividad del suelo y la degradación de los servicios de sustento proporcionados por la naturaleza suponen amenazas inminentes para la estabilidad internacional", dijo. Añadió que 50 millones de personas se arriesgaban a verse forzados a abandonar sus hogares por la desertificación generalizada en la próxima década, lo que equivale a la población de Sudáfrica y Corea del Sur.El estudio instó a los gobiernos a encontrar formas para frenar el avance de los desiertos, del Sáhara al Gobi, causado por factores como el cambio climático y el exceso de uso de la tierra. Una mejor plantación de cultivos y árboles en las tierras cercanas eran medidas simples que ayudaban.

Fuente: Ecofield

0 comentarios: