EL DR.KEVORKIAN POR FIN ES LIBRE

El médico Jack Kevorkian inventó, durante su larga carrera profesional, dos métodos que lo ayudaban en su trabajo: una máscara de gas conectada a una botella de monóxido de carbono y un mecanismo de autoinyección para una droga mortal. Los utilizaba para las prácticas eutanásicas en Michigan que, sin buscarlo, convirtieron a Jack Kevorkian en el Doctor Muerte. Sus actos y su conducta saltaron a los medios de comunicación estadounidenses (y de ahí, a todo el mundo) en los años 90, creando una controversia monumental que ha servido a los defensores de la eutanasia como apoyo y a los detractores como prueba de su inmoralidad. Su creencia en que alguien que ayuda morir a un enfermo terminal no puede ser reprobado le costó la cárcel. Aunque había sido condenado a una pena de 25 años, su propia salud y su edad (79 años) le han permitido salir antes de tiempo. Eso sí, sin permiso para ejercer la medicina.
Según su abogado, al médico le queda menos de un año de vida debido a la hepatitis, la diabetes y una tensión demasiado alta.
El Doctor Muerte, responsable de cerca de 130 suicidios asistidos, causó una fuerte impresión en la sociedad norteamericana y en la opinión pública internacional, abriendo el debate sobre la conveniencia de legalizar la eutanasia.

Fuente: Eutanasia

0 comentarios: