EL TABACO ANTICRISIS

Hace unas semanas hablaba de la hipocresía de los gobiernos respecto al tema del tabaco y otras drogas. La técnica del “acojonamiento” fotográfico que se iba a proponer en las cajetillas de cigarrillos servirá de poco. Pero, ¿Y el encarecimiento del tabaco?, ¿Y si con la crisis hay menos dinero para gastar?, ¿Se reduciría el consumo de este?…Pues los datos reflejan todo lo contrario según una noticia publicada sobre las ganancias de la industria tabaquera. Los informes reflejan que durante el primer trimestre del año 2009 la venta de cigarrillos bajó un 10% respecto al año anterior, pero la de tabaco de liar se disparó a un 56%.
Las conclusiones son obvias. Si no hay dinero para la cajetilla de cigarrillos, pues “serve yourself”, o hablando castizo, currátelos tu mismo. Y es que hoy día ya no hace falta ponerse cual porrero con tabaco desmenuzado y papel en mano. Existen unas máquinas, que no valen ni 7 euros algunas, que fabrican un cigarro perfecto, igual que uno envasado y comprado en el estanco. Sólo es cuestión de echarle unos minutos al día para prepararse el paquete del día siguiente. Pero, como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras.
Lo primero que hace falta son los filtros de cigarrillo o tubos. Esta caja trae 250 tubos, de los que se sacan aproximadamente 12 paquetes y medio de cigarros (contando que lo normal es que cada paquete lleve 20 cigarrillos). El precio según la marca puede variar, pero sale por 1,5 euros.
La máquina para liarlos, que como dije anteriormente, las hay desde los 7 euros las más baratas, hasta 12 o 15 las más caras.
Y por supuesto el tabaco de liar, o a lo que se le denomina genéricamente “picadura de liar”, puesto que existe otra clase de tabaco especial para pipas de fumar llamado “picadura de pipa”. Aquí la oferta y la variedad es amplia. Hay bolsas con tabaco de liar de 20, 30 o 50 gramos, y de distintas marcas. Las más conocidas como Fortuna o Ducados por ejemplo valen 1 euro y 1,5 euros respectivamente, pero el precio es el mismo en ambas, puesto que la bolsa de 1 euro trae 20 gramos, y la que vale 1,5 lleva 30 gramos. Cada cigarro equivale a un gramo de tabaco, con lo cual una bolsa de 20 gramos equivale a un paquete de cigarrillos. La diferencia de precios es cuantiosa. Por ejemplo, en un estanco un paquete de 20 cigarrillos de Ducados rubio vale 2,45 euros, pero una bolsa de 20 gramos de la que salen 20 cigarrillos sale a 1 euro. Es decir, 1,45 euros menos, que es más de la mitad.
El proceso de fabricación del cigarrillo no tiene mayores complicaciones. Simplemente se introduce el tabaco en la máquina, se prensa y se introduce en un extremo el filtro vacío. A continuación se mueve el dispositivo de un lado hacia otro para que entre el tabaco en el filtro, y listo, ya tenemos un cigarro casi perfecto que no se diferencia en nada de una sacado de un paquete normal. Eso sí, el sabor varía, pero un truco que he descubierto es que si se deja el cigarrillo secarse al aire, al día siguiente el sabor si es más similar al tabaco envasado.
Conclusiones: Los fumadores seguimos con el hábito aunque nos encarezcan los precios y aunque tengamos menos dinero. ¿Aumentaran los precios de la “picadura de liar”?...pues entonces me veo a la gente “cortando” el tabaco con paja como si fuera un narcotraficante cortando la cocaína con polvos de talco y paracetamol…

1 comentarios:

FARMACIA ONLINE dijo...

el mejor tabaco anticrisis es no fumar ,...,pero es un poco difícil